SISTEMA DE SUSPENSIÓN


El sistema de suspensión es una parte vital de un vehículo; gracias a él, puedes realizar viajes suaves y cómodos, controlar tu conducción y mantener tu seguridad y la de tus pasajeros durante tus trayectos.


Funcionamiento


La suspensión está compuesta principalmente por tres partes: Resortes, puntales y amortiguadores. Todos son cruciales para mantener las llantas estables en el camino y le permiten al piloto conservar el control al manejar. Los amortiguadores regulan la energía: absorben los rebotes, al igual que evitan que la base del vehículo toque el piso; en especial cuando golpeas un bache, por ejemplo.

Se podría decir que los tres componentes trabajan juntos para mantener los movimientos del vehículo bajo control mientras transitas por esquinas, curvas y autopistas en mal estado.


Resortes y amortiguadores


El amortiguador es el dispositivo hidráulico con forma de tubo que absorbe los golpes y contribuye a la estabilidad, controlando el rebote, comprimiéndose y regresando a su posición de forma controlada, mientras que el resorte lo asiste. Estos dos elementos son la pieza fundamental de los sistemas que describiremos a continuación.

















Tipos de suspensión


Suspensión de doble horquilla

La suspensión de horquilla consta de dos triángulos u horquillas que conectan a la rueda con el chasis y, al ser dos piezas que se encargan de dar un eje a la rueda y mantener su posición, los amortiguadores únicamente quedan con la tarea de atenuar los golpes, a diferencia de otros sistemas. Este formato fue introducido por la marca Citroen en 1930 y hoy en día es considerado el mejor sistema para ejes delantero.












Suspensión neumática

Este sistema permite la regulación de la suspensión, pudiendo subir o bajar la distancia al piso y/o endurecer o ablandar el funcionamiento del conjunto de suspensión para una conducción más deportiva o confortable. La suspensión neumática es lo último en tecnología, aunque, por sus costos, solamente se utiliza en autos de alta gama y vehículos industriales o de pasajeros.













Eje rígido con ballestas

Popularmente conocido como paquete de resortes, este sistema está pensado para soportar peso y exigencias de manejo extremas, por lo que suele ocuparse para ejes traseros de pick up’s y vehículos tradicionales todoterreno.

Está compuesto por un eje sólido que une ambas ruedas de forma directa. Este eje se conecta al chasis mediante un juego de placas metálicas en forma de ballestas que pueden flexionarse y mantener la rueda en su posición horizontal. Todo esto es apoyado por resortes y/o amortiguadores que ayudan a suavizar el trabajo rudo de las ballestas.













¿Cómo mantener en buen estado una suspensión?

Mantener el sistema de suspensión es primordial para conducir con seguridad y tener una experiencia de manejo adecuada. A continuación, te dejamos algunos consejos para mantener el correcto funcionamiento de este sistema:

Realiza cada cierto tiempo una inspección detallada de cada elemento que compone el sistema de suspensión, hazlo preferiblemente luego del cambio de aceite.

Limpiar la suciedad y contaminación de aceite, él los casquillos de goma.

Revisa periódicamente las partes de la suspensión por si encuentras alguna señal de agrietamiento, contaminación de aceite o hinchazón.

Haz la prueba de rebote de suspensión. Si está en buenas condiciones, rebotará, al menos, dos veces. Si es superior a ellos, puede que los amortiguadores o puntales necesiten ser reemplazados por desgaste.

Ahora ya conoces la parte imprescindible para cualquier vehículo, y los diferentes sistemas de suspensión y sus partes.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square