¿QUÉ SON LOS INYECTORES Y CUÁL ES LA DIFERENCIA CON UN CARBURADOR?


El corazón de un motor ha cambiado: en los motores antiguos, el carburador era el dispositivo encargado de enviar la mezcla ideal de aire y gasolina al motor con el fin de provocar la combustión junto con la chispa de la bujía.

Desde el inicio de la industria automotriz, el carburador es el encargado de estas tareas; no obstante, al ser un elemento mecánico y no electrónico, tiene ciertas deficiencias e irregularidades, que a la larga producen deficiencias en el desempeño del auto.

Un carburador tiende a ensuciarse rápido y requerir mantenimiento cada cierto tiempo para que funcione como corresponde. A partir de esto, la industria tomó ciertas medidas y desarrolló los inyectores electrónicos, optimizando el desempeño de los autos.

¿Cuáles son las diferencias entre el inyector y el carburador?

Para inyectar combustible al motor, el carburador debe regularse o carburar para que ingrese las cantidades óptimas de gasolina y aire al motor, aprovechando su potencia al máximo. Para carburar, se mueven dos tornillos: el de mezcla y el de aceleración.

La inyección, por otro lado, se regula a través de la computadora o ECU del auto, la que establece, a través de los inyectores, cuánto combustible y aire entrará al motor.

Como tal, los inyectores son unas válvulas que siguen las instrucciones que envía el ECU; así dejan pasar al motor más o menos combustible, dependiendo de los requerimientos en los que se conduce el auto.

El rol de los inyectores es clave en el funcionamiento del motor; por lo tanto, es necesario hacerles mantenimiento, saber diagnosticar sus fallas y entender por qué sufren problemas.

¿Cómo limpiar los inyectores?

Después de funcionar durante varios kilómetros, los inyectores comienzan a ensuciarse y a hacer menos eficiente el flujo del combustible, la presión y la temperatura. Esto ocurre porque pueden quedar algunos residuos del combustible o por sedimentos desde el estanque; dichos residuos pueden obstruir los inyectores, dañando su función. El mantenimiento o cambio de inyectores varían entre los 30 mil a 40 mil km, pero siempre va a depender del modelo de auto que tengas.

Cuando creas tener problemas con los inyectores, ven a EPS por un escaneo, con el fin de verificar si existen deficiencias en el flujo de la mezcla que envía el inyector al motor.

Formas de limpiar los inyectores:

1.- Aditivos

Estos líquidos se vierten dentro del estanque de combustible para que actúe mientras el motor sigue corriendo, limpiando los inyectores en el proceso; por otro lado, limpian los conductos que transportan combustible desde el estanque a través de todo el sistema.

Sin embargo, hay algunos limpiadores tan fuertes que tienden a remover restos de metales del motor, ensuciando al mismo tiempo que intentan limpiar; por lo tanto, es mejor usar limpia-inyectores más seguido, ya que ayudan a remover lo que haya quedado.

2.- Líquido a presión para limpieza de inyectores

Aquí sólo se limpia el inyector; el resto de los conductos por donde recibe combustible quedan exentos. El único gran riesgo que puede haber es dañar el inyector por utilizar mucha presión a la hora de limpiar.

A fin de evitar dañar elementos de escape o sensores, realiza limpieza frecuentemente y no dejes pasar mucho tiempo. Una o dos veces al año es lo ideal.

3.- Limpieza en taller especializado EPS

Si acudes a tu centro EPS, vamos a desmontarlos y llevarlos a un banco de pruebas para ver cómo están funcionando: desde la parte eléctrica, hasta ver si existen fugas de presión, de aire o de combustible.

También revisamos cuánto combustible se está inyectando, si eso está bien calibrado o no, y que sus diferencias no superen el 10% en desempeño.

¿Cómo saber cuándo están fallando los inyectores?

Cada vez que uses tu auto siéntelo y escúchalo; a veces, las señales de inminentes fallas están ahí, solo hay que saber interpretarlas.

¿Cuáles son las señales de que mis inyectores están fallando?

  • Dificultad para arrancar el auto.

  • Un ralentí inestable.

  • La pérdida de potencia, algo que antes no ocurría.

  • Tirones al cambiar de marcha o acelerar.

  • La expulsión de humo gris por el escape

  • Mayor consumo de combustible por mayor esfuerzo del motor.

  • Olor a combustible u otro olor extraño y fuera de lugar.

  • Se enciende el Check Engine.

Ahora ya conoces la función de los inyectores y el carburador, sus diferencias, cuidados, mantenimiento y cómo detectar cuando existen fallas en ellos.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square