¿QUÉ SON LAS JUNTAS HOMOCINÉTICAS Y CUÁL ES SU IMPORTANCIA?


¿Qué son las juntas homocinéticas?

Las juntas homocinéticas son fundamentales para la transmisión de movimiento de un auto. Conectan a las ruedas con la caja de cambios, de dónde viene el movimiento generado por el motor.

En este sentido, funcionan como un codo para cada rueda en el eje de tracción, de tal manera de permitir que se muevan, trabajen junto con la suspensión y puedan virar, en el caso de los vehículos con tracción delantera.











Si no estuviera la junta homocinética, las ruedas serían rígidas e incluso imposibilitarían el avance normal de un auto, puesto que no tendría amortiguación, ni flexibilidad, ni suspensión alguna.

¿Para qué sirven las juntas homocinéticas?

Se encargan de llevar el movimiento desde la transmisión hacia las llantas. Si un auto tiene tracción delantera, tendrá las juntas homocinéticas en frente; si tiene tracción trasera, las llevará atrás.

Como tiene la flexibilidad de un codo o rodilla, las juntas homocinéticas hacen que el auto se adapte a las condiciones del camino, reduciendo vibraciones y golpes por baches u otros obstáculos.

Si no existieran las juntas homocinéticas, el movimiento de las ruedas sería en un único sentido, hacia delante o hacia atrás; con las juntas, el auto permite que la suspensión trabaje en el eje de tracción, conservando así, la comodidad y la integridad del carro.

Además, gracias a las juntas homocinéticas, la fuerza de cada rueda es siempre constante y no depende de la posición en la que estén.

¿Cómo saber si hay problemas con la junta homocinética?

Las juntas homocinéticas tienen uno de los trabajos más pesados en la estructura de un auto: aguantar todo lo que el vehículo haga, desde curvas y malos caminos, hasta giros, aceleraciones y frenados bruscos. Como consecuencia, se desgastan fácilmente y se tienen que reemplazar cada 30 o 40 mil kilómetros de forma preventiva. Sin embargo, existen personas que no las cambian hasta que fallan o se rompen, lo cual es muy peligroso, ya que una rueda podría salirse de su lugar.

El primer elemento que se rompe son los fuelles, mangas de goma que recubren las juntas homocinéticas para protegerlas de la humedad y la suciedad. Además, por el uso, el desgaste y el clima se resecan y pueden empezar a rajarse de a poco. Si les entra tierra o agua, se cortará la lubricación de la junta homocinética y se arruinará poco a poco. En estos casos, lo recomendable es no solo cambiar los fuelles, sino que toda la junta homocinética.

¿Qué síntomas me dicen que está averiada la junta homocinética?

  • Vibraciones en ruedas y/o dirección.

  • Ruidos o crujidos cuando usas la dirección si es que el coche es de tracción delantera.

Revisa y cambia tus juntas homocinéticas, aunque sea de forma preventiva, con el fin de evitar un accidente grave. ¡Cuídate y maneja seguro!


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square