Qué hacer si el motor del auto se calienta?


Si alguna vez notas que repentinamente el carro se calienta más de lo habitual, que la aguja de la temperatura comienza a subir y que sale humo del cofre. No entres en pánico, tu carro tiene un problema de sobrecalentamiento y nosotros te decimos qué hacer si se calienta el motor de tu auto.

Ante todo la regla principal es que detengas tu auto para evitar daños severos al motor. El sistema de enfriamiento de nuestro automóvil tiene como función absorber el calor que el motor emite y enviarlo a la zona de enfriamiento para controlar y mantener la temperatura óptima de funcionamiento de nuestro auto. Uno de los casos más frecuentes de sobrecalentamiento es la pérdida de anticongelante por fuga, ya sea por roturas en las mangueras o bien, por obstrucción del radiador por suciedad y falta de mantenimiento. Con los siguientes pasos, controlarás el sobrecalentamiento para evitar consecuencias más graves, que incluso te harían gastar de más si es que el motor queda estropeado.

1.- Bahía de emergencia

Enciende inmediatamente las intermitentes para indicar que te encuentras en una situación de emergencia y oríllate con precaución para estacionarte, localiza una zona de seguridad para hacerlo; en caso de que no haya una zona cercana como ésta, acércate a la banqueta y coloca los triángulos de emergencia.

2.- Cuidado, no te quemes

Apaga el motor inmediatamente para que éste regrese a su temperatura óptima de trabajo; también apaga el aire acondicionado ya que puede incrementar aún más el nivel de calor en tu auto. Baja las ventanas para que se disipe el aire caliente y el vapor que sale del cofre.

3.- Ayuda al motor con la calefacción

Enciende la calefacción a la máxima velocidad del ventilador; la calefacción forma parte del sistema de enfriamiento, y al encenderlo estamos liberando parte del calor del motor, permitiendo que la temperatura del refrigerante baje un poco.

4.- Peligro Zona Roja

Una vez con el auto estacionado, abre el cofre y espera a que el motor del auto se enfríe por aproximadamente 20 minutos para que disminuya la temperatura. Procura tener unos guantes en la cajuela, un trapo y un galón de agua por si se presentan estos casos. Por ningún motivo intentes abrir alguna tapa o contenedor a menos que estés totalmente seguro de que se haya enfriado, ya que es muy peligroso porque puedes quemarte con líquidos hirviendo que además salen a presión.

Después de que haya bajado la temperatura del motor puedes acercarte y revisar la botella de recuperación del anticongelante. Si el motor sigue caliente no lo destapes pues puede estallar.

5.- No toques nada

Muchas partes estarán muy calientes así que no las toques porque podrías sufrir una lesión grave ya sea en tus manos o en alguna otra parte de tu cuerpo. Cuando ya esté totalmente frío, busca signos de falla como fugas de anticongelante, mangueras rotas o desconectadas. Si encuentras alguna manguera suelta ponla en su lugar. Si alguna de ellas está quemada, rota o con fuga, definitivamente requerirán un cambio con un profesional.

6.- Usa agua hasta que esté frío

Revisa si el radiador esta tapado por moscos, hojas, o basura. Registra si hay fugas, corrosión u oxidación en él. Vierte un poco de agua para eliminar cualquier residuo que esté ocasionando una obstrucción.

7.- Pide la grúa

Si el problema continúa, te sugerimos solicitar la ayuda de un profesional. Ten a la mano los papeles del seguro automotriz ya que ellos te pueden recomendar alguna solución o te ofrecen el servicio de grúa. Para evitar que esto te vuelva a suceder y se convierta en una pesadilla, revisa periódicamente los niveles de anticongelante, haz un cambio de anticongelante a tu auto al menos una vez al año. No te olvides de revisar el manual del automóvil para ver qué líquido recomienda el fabricante, recuerda que hay diferentes tipos, tanto por temperatura como por composición, es por ello que nosotros te recomendamos usar únicamente el que está especificado, de esa manera mantendrás la garantía de la marca en caso de que tengas una descompostura mayor.

Así mismo, es imprescindible que el radiador siempre esté en óptimas condiciones, sin fugas u obstrucciones en la zona de disipación del calor, así como el ventilador, el motor y las bandas, ya que estas últimas permiten que circule apropiadamente las bombas de agua, compresores de aire acondicionado, alternadores, etc. Si vas a hacer un viaje largo en carretera asegúrate de inspeccionar todos estos detalles, de preferencia con ayuda de un profesional, y si estás en la ciudad, revisa habitualmente el estado de tu auto para que tus trayectos sean placenteros y estén ausentes de este tipo de experiencias.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos