¿Merece la pena la gasolina de 98 octanos?



¿Es mejor utilizar la de 98 o la de 95? Hay muchas dudas al respecto sobre los beneficios de una gasolina de mayor octanaje, pero lo cierto es que, salvo que nuestro coche la requiera, no hay muchas ventajas y perderemos dinero.

Hay multitud de anuncios en los que se atribuyen cualidades casi mágicas a la gasolina de 98; que si mantiene más limpia la mecánica, que si el consumo es menor por su mayor rendimiento y al final ahorraremos dinero aunque sea claramente más cara que la de 95… ¿Qué hay de cierto en esto? ¿Realmente merece la pena pagar casi un 20% más en cada litro de combustible a cambio de las ventajas de la gasolina de 98? Pues la respuesta es muy clara: en la mayoría de los casos, no.

El número que acompaña a la denominación de la gasolina indica cuál es su poder antidetonante. En un motor de gasolina, el combustible explota cuando la chispa salta en la bujía en el momento preciso. Sin embargo, si la temperatura en el cilindro es demasiado alta o si hay mucha presión en él, puede explotar sin que salte la chispa, es lo que se conoce como autoencendido o autodetonación. Es un fenómeno peligroso para el motor, porque, si la gasolina explota antes de tiempo, estamos dando un fuerte golpe en la cabeza del pistón y forzandolo a bajar antes de que haya terminado de hacer su recorrido de ascenso en el cilindro. Este golpe produce un repiqueteo característico que se conoce como picado de biela provocado por los enormes esfuerzos que se generan en los casquillos de biela en el cigüeñal y en los bulones de los pistones.

Cuanto mayor sea el número, mayor poder antidetonante tiene la gasolina y más aguanta sin explotar de forma espontánea.

El hecho de que la gasolina explote antes de tiempo es muy perjudicial para el motor, así que utilizar la de 98 en vez de la de 95 puede evitar este fenómeno. Lo que sucede es que la mayoría de los motores actuales no necesitan gasolina de 98 para funcionar correctamente, sólo en los de altas prestaciones es recomendable o incluso obligatorio su uso.

Los motores modernos montan sensores de picado que modifican la gestión del motor para evitar que la gasolina explote antes de tiempo, enfriando el cilindro distribuyendo más gasolina, ajustando el momento de encendido y de inyección, reduciendo la presión.

Sólo en los coches en los que se especifica que deben usar gasolina de 98 se produce una pérdida de prestaciones al usar la de 95, ya que son mecánicas pensadas para funcionar con unas presiones en los cilindros muy elevadas. Usar gasolina de 98 en un motor convencional no aporta ninguna mejora y estaremos pagando un sobreprecio considerable en cada litro de combustible.

Tampoco es cierto que la gasolina de 98 mantenga más limpio de carbonilla el motor. La acumulación de suciedad en el sistema de admisión del motor depende más de nuestra forma de conducir que del combustible.

Es mucho más eficaz y ahorraremos mucho más en combustible si nos preocupamos de llevar unas buenas bujias y filtro de aire en buen estado que si utilizamos gasolina de 98. Por el contrario, si nuestro coche equipa un motor de alto rendimiento en el que se especifique que se debe utilizar gasolina de 98 octanos, es imprescindible que evitemos en lo posible el uso de la de 95, ya que estaremos forzando al motor a trabajar fuera de su rango óptimo.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes