top of page

¿QUIÉN TIENE PRIORIDAD EN LA CALLE?


Con el fin de llevar una buena convivencia vial en México, las distintas entidades federativas han elaborado códigos de tránsito que buscan establecer normas de buen comportamiento, al igual que señales de tránsito para seguir y respetar, para disminuir los accidentes en la ruta y mejorar la seguridad pública. Aunque puede haber diferencias entre las regulaciones de tránsito de los distintos estados, hay ciertas convenciones que rigen en toda la nación y se aplican a todos los usuarios de la calle como peatones, ciclistas, automovilistas, vehículos de emergencia y transporte público.

Un ejemplo de esto son la “preferencia de paso” y la “prioridad de uso”. En el primer capítulo del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, se detalla la diferencia entre estas dos ideas; cuando hablamos de la convivencia vial en México, ambas juegan un rol protagónico:

  • Preferencia de paso: Ventaja que se le da a un usuario de la vía para realizar una maniobra en un punto de convergencia de distintos flujos de circulación.

  • Prioridad de uso: Ventaja que tiene un grupo de usuarios de la vía para la ocupación de un espacio determinado. En estos casos, los otros vehículos deben ceder el paso y circular detrás o cambiar de carril, si es posible.

En muchas ocasiones mientras conduces, la preferencia de paso y prioridad de uso se pueden deducir por mera lógica; sin embargo, la normativa vigente detalla cada una de las situaciones en que se aplican estos principios de convivencia vial.

¿Cuál es la forma correcta de ceder el paso?

La manera más apropiada de proceder a la hora de cederle el paso a alguien con preferencia es reducir la velocidad con la suficiente anticipación; así, el otro conductor podrá ver y entender que tiene bastante espacio para continuar sin detenerse. También, debes asegurarte de que, por ceder el paso a quien tiene la preferencia, no detienes la circulación de otros vehículos o peatones. Esto incluye:

  • Detenerse sobre un cruce peatonal.

  • Quedar en medio de la intersección.

  • Detenerse sobre la ciclovía.

  • Ocupar más de un carril durante la maniobra.

¿Cuándo debo ceder el paso al conducir por la calle?

Existe una serie de situaciones en las que, como conductor, deberás ceder el paso a otro usuario de la vía, con el fin de evitar obstruir el paso del tránsito vehicular y reducir accidentes. El Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México considera las siguientes preferencias dentro del espacio vial, en orden de prioridad:

  1. Peatones: en especial personas con discapacidad.

  2. Ciclistas y otros vehículos no motorizados: también son un grupo de especial cuidado, ya que son más lentos que los motorizados y cuentan con menor protección.

  3. Vehículos de emergencia: Tienen preferencia de paso cuando circulan con la torreta y/o la sirena encendida.

  4. Ferrocarriles: los vehículos que se mueven sobre rieles tienen preferencia de paso sobre automóviles.

  5. Transporte público de pasajeros.

  6. Prestadores del servicio de carga y distribución de mercancías.

  7. Conductores de autos y motocicletas del servicio particular.

Este orden de preferencias no es exclusivo en la CDMX, sino que es un estándar que se aplica en gran parte del mundo. A pesar de que todos los usuarios de la vía están obligados a obedecer las señales viales y las indicaciones de los agentes de Tránsito, se debe considerar esta escala de prioridades en todo momento.

Ceder el paso en intersecciones controladas por semáforos


Los semáforos también ayudan a regular el tránsito en las ciudades, aunque suelen ser algo más lentos que las señales de “Ceda el Paso”. En estos casos, la norma indica que los vehículos deben ceder el paso a los otros usuarios de la vía en las siguientes situaciones:

  • Cuando la luz roja indica que es momento de detenerse.

  • Cuando la luz verde dé el paso a los peatones.

  • Cuando los usuarios de la vía no alcancen a cruzar el paso completamente, dentro del ciclo del semáforo.

Sin importar el color de la luz que se encuentra encendida, los automovilistas deben esperar a que terminen las maniobras de los demás para retomar la marcha; en caso contrario, si eres descubierto por la Policía pasando por un semáforo en rojo sin respetar las preferencias establecidas en los respectivos reglamentos de Tránsito, te podrían multar; el monto dependerá de la normativa vigente en cada una de las entidades federativas. En cambio, si te toca la luz amarilla cuando estás muy encima del cruce, tú tendrás la preferencia de paso y los demás usuarios deberían permitirte continuar la marcha; sin embargo, se recomienda bajar la velocidad y avanzar con precaución, para disminuir los riesgos asociados.

Ceder el paso en intersecciones sin semáforos

En el artículo 10, Capítulo II, del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, se establecen las normas generales para la circulación de vehículos. Sobre la preferencia de paso en intersecciones que no cuentan con semáforos operativos y no haya otro tipo de señalamiento, tendrás que ajustarte a la siguiente jerarquía:

  1. Primero, deja pasar a los peatones.

  2. Luego, tiene la preferencia el conductor que circule por una vía primaria, sobre los vehículos que se quieren incorporar a ella.

  3. Los vehículos que circulen sobre la vía de mayor amplitud o volumen de tránsito siguen en orden de prioridad.

  4. En vías de igual jerarquía, la preferencia de paso la tiene el que circule por una calle de doble sentido, sobre las vías de un solo sentido.

  5. Si se trata de vías secundarias de un solo sentido e igual número de carriles, tienen la preferencia los automovilistas que se aproximan por su derecha.

  6. En un cruce de dos vías secundarias, con un solo carril efectivo de circulación, ambos vehículos deben detenerse por completo y cruzar con precaución bajo el criterio de “uno y uno”; es decir, primero avanza uno de los carriles y luego el otro.

Las sanciones que se aplican en la capital de México por no respetar estos lineamientos son:

  • Multa equivalente a 10, 15 o 20 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA). Con los valores vigentes para el año 2022 (UMA diario = $96.22), el monto a pagar ascendería a entre $962.20 y $1,924.40.

  • Otras sanciones: 3 puntos a la licencia de conducir o 1 punto a la matrícula vehicular, en el caso de las infracciones captadas por sistemas tecnológicos a distancia.

Ceder el paso en glorietas


Las glorietas son puntos altamente conflictivos, pues no todos los automovilistas saben realmente cómo abordarlas de manera correcta, ni quién tiene la preferencia de paso en este tipo de cruces.

La normativa vigente en la CDMX establece que la preferencia la llevan los autos que se encuentran dentro de la glorieta, en primer lugar. Luego, entran los vehículos que se quieren incorporar a la vía, quienes deben proceder con precaución, solo después de asegurarse de que el paso está libre.

En las glorietas que tienen más de un carril, la preferencia la tendrán los automovilistas que buscan salir de la rotonda, quienes deberán hacerlo señalizando su salida con las luces intermitentes.

En estos casos, las sanciones en la CDMX son las mismas que las señaladas en el apartado anterior:

  • Multa: equivalente a 10, 15 o 20 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA). Con los valores vigentes para el año 2022 (UMA diario = $96.22), el monto a pagar ascendería a entre $962.20 y $1,924.40.

  • Otras sanciones: 3 puntos a la licencia de conducir o 1 punto a la matrícula vehicular, en el caso de las infracciones captadas por sistemas tecnológicos a distancia.

Por último, es importante mencionar que el Reglamento de Tránsito en Carreteras Federales, en su Capítulo II, también hace mención a la preferencia de paso en vehículos automotores que se mueven por caminos federales.

En este sentido, las indicaciones que ahí aparecen no distan demasiado de lo ya visto en el Reglamento de CDMX, pero, te dejamos una síntesis con los puntos más importantes:

  • Artículo 93: Conductores que quieran entrar a una vía principal tienen que tomar el carril de aceleración o, en su defecto, ceder el paso a vehículos que circulen por esa vía.

  • Artículo 99: Si existe obstrucción en el carril derecho y los vehículos tuvieran que cambiarse al lado izquierdo, los que hacen la maniobra deben ceder el paso a los vehículos que se mueven en sentido contrario por el carril habilitado.

  • Artículo 105: Si aparece un vehículo de emergencia con sus señales luminosas y audibles encendidas, todos los demás conductores deben ceder el paso y ocupar una posición paralela, lo más cercana al extremo derecho del carril. Si es necesario, se debe detener la marcha para respetar la preferencia de los vehículos de emergencia.

  • Artículo 106: En zonas de paso peatonal donde no hay semáforos ni agentes viales, debes dejar el paso a los peatones que se encuentren sobre la superficie de rodamiento.

  • Artículo 107: Conductores que se acerquen a una intersección deben ceder el paso a los vehículos que ya se encuentre ostensiblemente dentro de la intersección.

  • Artículo 108: Si dos vehículos se acercan simultáneamente desde vías diferentes, el conductor que vea al otro acercarse por su lado derecho deberá ceder el paso.

  • Artículo 109: También se debe ceder el paso al llegar a una intersección donde no exista el espacio suficiente para que tu vehículo cruce sin obstruir la intersección. Esto es especialmente importante en calles que tienen dibujada la señal de restricción en sus cruces.

  • Artículo 110: Al salir de una cochera o calle privada, se debe ceder el paso a todos los peatones y vehículos.

  • Artículo 111: Tienen preferencia de paso los vehículos que se desplazan sobre rieles.

Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page