¿QUÉ ES EL MANEJO DEFENSIVO?


¿En qué consiste?

El manejo defensivo tiene una consigna por excelencia que plantea la seguridad como valor fundamental. Nada es más importante que mantenerte a salvo, ni llegar a la hora, ni un evento, ni siquiera un cumpleaños de un ser querido. Estar siempre atento, ser paciente y nunca ser agresivo al volante, son algunas de las actitudes primordiales a la hora de mantener tu seguridad y la de quienes van contigo. En valores prácticos, manejar a la defensiva es la estrategia para evitar accidentes de tránsito que todo conductor debe usar para adelantarse a los errores ajenos y tomar buenas decisiones.

¿Cómo aplicar el manejo defensivo?

Hay técnicas que debes tener interiorizadas al momento de conducir. Estar consciente de ti mismo y de la condición en la que manejas: si estás aburrido, somnoliento, estresado, por ejemplo, todo eso afecta en tu rendimiento. Para ser prudente y aplicar de mejor forma el manejo defensivo, te dejamos algunas técnicas que, si las sigues, de seguro harán tus viajes más seguros:

1.- Piensa siempre que se pueden equivocar

Pon atención a las acciones de los otros conductores, sé consciente que en cualquier momento pueden equivocarse y jamás des por sentado que conducen como tú.

2.- Mantén la distancia

En cualquier momento puede surgir un imprevisto en la vía. Por eso mantén siempre la distancia con los otros vehículos, para que, si surge un frenado inesperado o algo anormal en el camino, siempre tengas tiempo de respuesta. La recomendación es, como mínimo, poder ver por completo la placa del vehículo de adelante.

3.- Sé fácil de leer

Es muy importante que los conductores que te rodean sepan tus siguientes movimientos. Utiliza las luces intermitentes, al igual que el cambio de luces. Mientras más comunicación tengas con los demás, mejor.

4.- Siempre puedes tomar el retorno

Hay veces que uno se da cuenta tarde que tiene que realizar un giro o detenerse en un lugar. Por eso, siempre es mejor pasarse y tomar el retorno más próximo antes que ejecutar movimientos inesperados para quienes nos rodean en la vía. Es mejor perder un segundo de tu vida que tu vida en un segundo.

5.- Cuidado con los puntos ciegos

No existe ningún vehículo que no los tenga. Se trata del punto exacto donde un vehículo que va a tu lado, no se ve por los espejos retrovisores (¡cuidado con las bicicletas y las motos!). Lo mismo al revés, preocúpate de nunca mantenerte en el punto ciego de otros vehículos, sobre todo si son más grandes, como camiones o autobuses.

6.- No te dejes llevar por tus emociones

Si otro conductor comete un error o notas que está manejando de manera impetuosa, jamás reacciones o busques darle una lección. Lo mejor que puedes hacer es alejarte lo antes posible de su alcance.

7.- Mantén tu carro

Que tu carro esté en buenas condiciones es un gran paso para tu seguridad, ya que muchas veces los errores en la vía no se cometen por faltas de los conductores, sino por averías de los vehículos. En ese sentido, es muy importante que le hagas mantenciones preventivas a tu carro periódicamente.

El manejar de manera defensiva es estar consciente de que, si tenemos cuidado con los otros conductores, estamos cuidándonos a nosotros mismos, No basta solo con saber manejar un vehículo o ser experto en mecánica, para conducir seguro hay que manejar prudentemente.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square