top of page

¿QUÉ PASA SI NO PAGO LA TENENCIA?


El cobro de la tenencia en México data desde 1968, el momento en que entró en vigencia para todo el territorio nacional. Así fue hasta hace un par de años, cuando el cobro del impuesto pasó a ser opcional para cada Entidad Federativa del país.

Hoy en día, no todos los Estados mantienen vigente la tenencia. Algunos Estados decidieron eliminarla; otros, crearon subsidios, con el fin de incentivar el pago de otros adeudos, como el refrendo. Para los Estados que mantienen el cobro del impuesto a la tenencia vehicular, el plazo para realizar el pago es durante el primer trimestre de cada año.


¿Qué dice la Ley de Hacienda de cada Estado?


Al investigar la Ley de Hacienda de todas las Entidades Federativas, notamos dos tipos: aquellos que mantienen la obligación de pago, y aquellos que simplemente no cuentan con ningún capítulo ni artículo que mencione el impuesto de la tenencia. A continuación, te presentamos una tabla con el tipo de mención o la omisión de la tenencia en su contenido:



Sanciones por no pagar el impuesto a la tenencia.


Luego de revisar lo que decía la Ley de Hacienda de cada Estado, investigamos todos los Reglamentos de Tránsito, para encontrar alguna multa asociada al no pago del impuesto a la tenencia de vehículos.

El resultado fue que ninguno de los reglamentos mencionaba una multa asociada al no pago; lo más cercano fue una versión del 2006 del Reglamento Tránsito del Estado de Guanajuato, en el que se estipulaba una multa de entre 10 a 20 salarios mínimos, la cual ya no se encuentra en la versión que hoy está vigente.

De todas formas, el no pagar la tenencia en los Estados que aún la cobran sí trae consecuencia y, aunque no sea una multa en dinero, sí puede llegar a limitar procesos y trámites vehiculares.


Consecuencias por el no pago de la tenencia.


Aunque ya hemos visto que no hay multas de tránsito asociadas al no pagar la tenencia vehicular, este trámite es parte importante del control vehicular de cada Estado; por ello, si no cumples con el pago de este impuesto dentro de los plazos establecidos por cada Entidad Federativa, puedes acarrear algunos problemas, como los siguientes:

  • Problemas en el proceso de compraventa de tu carro cuando llegue la hora de hacer el cambio de propietario. En muchos Estados, se exige que las tenencias estén al corriente para poder concretar el traspaso de propietario.

  • No podrás hacer el reemplacamiento o canje de placas de tu vehículo.

  • No podrás hacer la verificación vehicular, ya que uno de los requisitos que se solicitan para hacer este trámite es tener tus tenencias pagadas.

  • Si tu carro es enviado al depósito vehicular o corralón, no podrás retirarlo hasta que te pongas al corriente con el pago de las tenencias adeudadas.

  • Deberás asumir el cobro de impuestos y recargos por morosidad.

  • No podrás aprovechar los beneficios fiscales que otorgan algunos estados como CDMX o Edomex, en los que puedes acceder a descuentos si tienes tus ejercicios fiscales pagados.

En la siguiente tabla puedes ver qué dice el Reglamento de Tránsito de cada Estado con respecto al impuesto a la tenencia:



Ahora ya conoces más sobre el cobro del impuesto por tenencia de un vehículo en México. Depende de cada entidad federativa, ya que son libres de decidir si se cobra o no y qué sanciones hay por no pagar.

Comentarios


Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page